Texto del Manifiesto

POR UN GOBIERNO DE PROGRESO

POR UN ACUERDO DE PSOE, UNIDOS PODEMOS Y CIUDADANOS

Aunque el PP ha resultado el partido más votado el 26J, la mayoría votamos por un cambio de gobierno y de políticas.

Sólo las tres primeras fuerzas que con diferente signo político recibieron una gran parte de esos apoyos, PSOE, Unidos Podemos (considerando A la Valenciana, En Comú Podem y En Marea) y Ciudadanos, suponen 13,6 millones de votos, casi el doble de los obtenidos por el PP, y 188 escaños. Esto demuestra que en la sociedad española son mayoría quienes exigen cambio y regeneración democrática, y que la suma de escaños que la representa en el Congreso es muy amplia.

Los resultados del 26J son otra oportunidad para acometer los cambios que la ciudadanía exige, y no debe ser desaprovechada. Hay que llevar adelante la voluntad claramente expresada en las urnas y alcanzar un acuerdo que permita un gobierno progresista.

No debemos permitir cuatro años más de un gobierno del PP que ha traído el empobrecimiento y el incremento de las desigualdades; el retroceso en importantes conquistas sociales; la pérdida de libertades que ya dábamos por consolidadas; el avance de la corrupción y la degeneración de la democracia.

Necesitamos otro gobierno que revierta los recortes, defienda la sanidad y la educación pública, los derechos laborales, la cultura, la ciencia y el medioambiente, que proteja a los autónomos, ayude a las pymes y cree empleo. Necesitamos otras políticas que acaben con la desigualdad, castiguen ejemplarmente la corrupción y pongan fin al deterioro democrático.

Las tres fuerzas con mayor representación parlamentaria que han abogado por el cambio, pueden y deben sentarse a dialogar para acordar unos mínimos que satisfagan las demandas ciudadanas, formando un gobierno que represente la voluntad de la mayoría social, adoptando la forma que consideren, y abriendo la posibilidad de recibir apoyos de otras fuerzas parlamentarias.

No pueden dejar pasar esta segunda oportunidad que significa una opción concreta de progreso. Y que evitaría cuatro años más de continuidad del gobierno que ha sido responsable de los mayores recortes de la historia de la democracia. Una gran parte del electorado ha rechazado la continuidad del PP y ha logrado con su voto una mayoría parlamentaria que puede cambiar el rumbo del país. Estamos, por tanto, ante una oportunidad que sólo depende de la voluntad política.

Estas son razones suficientes para poner los intereses del país y del conjunto de la ciudadanía por delante de intereses de cualquier otra índole. No hacerlo, significaría ir en contra de lo manifestado ya en dos ocasiones en las urnas.

Por todo ello, los y las abajo firmantes, provenientes de los más diversos ámbitos profesionales, de variada adscripción ideológica y de distintas culturas políticas, y por encima del grado de acuerdo programático con estas formaciones, llamamos a PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos, a hacer los esfuerzos necesarios para conseguir un nuevo gobierno que ponga fin a los recortes, inicie un proceso de regeneración democrática y responda a las necesidades sociales más urgentes.

Y llamamos a todos los ciudadanos y ciudadanas a unirse a esta exigencia democrática en todos los rincones del país.

51 comentarios en “Texto del Manifiesto

  1. Ernesto Ilkermn

    Me sumo a la iniciativa que puede evitar que el PP siga. Ni en funciones ni funcionando como Gobierno. El PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos tienen escaños de sobra para formar un gobierno de progreso. Pero dan las cuentas: PSOE+Unidos Podemos+Ciudadanos suman 188 diputados frente a los 137 del PP de Rajoy, el partido que no solo está imputado por corrupción, sino que además ha hecho los mayores recortes desde que Franco pasó a mejor vida. Líderes tan respetables como Gaspar Llamazares, Joan Baldoví, Odón Elorza han firmado esta propuesta, que evitaría unas terceras elecciones con un resultado más que incierto y sobre todo cuatro años más de la peor política: la del Partido Popular.

    Responder
  2. Rafael Valera

    * España tiene una deuda pública que supera el 100% del PIB, que se ha incrementado un% en cuatro años y que se sigue incrementando cada día. A nadie se le escapa que esto supone una pesada hipoteca para el futuro, el nuestro y el de generaciones futuras.

    ¿Qué se debe hacer para bajar esa deuda a límites asumibles?

    * En España hay actualmente unos 11.500.000 pensionistas y de acuerdo con nuestra pirámide demográfica, el número de personas mayores de 65 años irá creciendo mientras el de personas jóvenes irá en decrecimiento. La seguridad social no solo está en déficit creciente, sino que además en los últimos cuatro años, se han detraído casi 40.000 millones de sus reservas. Uniéndose a esto el impacto que sobre las pensiones tendrá la llegada a la edad de jubilación de la llamada generación del “baby boom”.

    ¿Cómo se afronta este problema? ¿Cómo se devuelve el equilibrio financiero a la Seguridad Social y se fortalece el sistema público de pensiones?

    * Concatenado con lo anterior, existe el problema del paro. La alta tasa de desempleo es en si mismo un grave problema, pero a ello debemos añadir la precariedad del empleo, la alta temporalidad, la devaluación de los salarios y en consecuencia el empobrecimiento de los trabajadores. Esto por si solo ya supone un lastre para el desarrollo económico, aunque paradójicamente suponga a su vez un incremento de márgenes empresariales de las grandes corporaciones. La devolución de derechos al mundo laboral ha de ser el punto de partida de la recuperación económica. Sin ello la salida de la crisis será solo para unos pocos y no para la mayoría.

    ¿Cómo se afronta este problema? ¿Cómo se devuelve el protagonismo a los agentes sociales para restaurar los derechos y establecer un nuevo marco de relaciones laborales?

    * El incipiente estado de bienestar del que disponíamos hasta la llegada de la crisis, se ha visto mermado por la misma y muy severamente desde la llegada del PP al gobierno de la nación. La excusa de la crisis ha servido para aplicar un modelo ideológico sobre los servicios públicos. Sanidad, Educación, infraestructuras del transporte y bienes esenciales como el suministro de agua, se han convertido en ese “oscuro objeto de deseo” de quienes ven en los servicios una oportunidad de negocio (y corruptelas añadidas) y no un derecho que como ciudadanos tenemos.

    ¿Cómo se blindan estos derechos de forma que ningún gobierno caiga en la “tentación” de hacer negocio con ellos? ¿Cómo se recuperan aquellos que en parte o en todo han pasado a manos privadas, bien por concesiones administrativas o por medio de empresas mixtas con gestión privada?

    * Nuestro sistema educativo ha venido estando sujeto a continuos vaivenes y la nefasta Ley Wert ha significado un golpe cuasi mortal a la enseñanza pública. La educación no es solo un valor que determina la capacidad de un pueblo, es también la mejor inversión social, la más rentable, pues influye en el presente y futuro de los niñ@s y jóvenes, y también de la sociedad en la que viven.

    ¿Se plantean los partidos la educación como un asunto de estado y por tanto la necesidad de acordar un marco estable en materia de educación, donde la comunidad educativa sea protagonista del mismo y la enseñanza pública suponga la mejor arma para luchar por la justicia social y la igualdad de oportunidades, independientemente de la capacidad económica de cada familia?

    * La corrupción, en todo su amplio espectro, está suponiendo un desapego de la ciudadanía hacía quienes han de representarla en las instituciones. Acabar con esta lacra ha de ser un objetivo irrenunciable.

    ¿De qué manera se afronta este problema que está dinamitando la confianza ciudadana en las instituciones?. ¿Qué código ético se establece como norma obligatoria para que quienes se vean involucrados en corrupción política, no solo sean apartados de la vida pública y cumplan las condenas que llegado el caso pudieran corresponderle, sino que además devuelvan todo lo defraudado?

    A estos problemas y a otros muchos, son a los que tienen que dar alternativas el gobierno que se forme (si se consigue que nos escuchen)

    Responder
  3. Vicente Prado Santos

    Hechos:
    1. Tenemos un gran déficit público y nos conviene a todos controlarlo y reducirlo.
    2. La mayoría de los españoles quiere ser burgués (el cochazo, la segunda vivienda, los viajes,... Creo que es un error que puede cambiar con la educación y los años, pero la mayoría queremos eso), cuidar su patrimonio y sus rentas, y que los impuestos sean justos y moderados.
    3. Un gobierno PSOE-PODEMOS-CIUDADANOS pondría a los fiscales, la policía, la agencia tributaria, etc, a trabajar por todos los españoles y no ayudar a la estrategia judicial del PP.
    4. Hay una mayoría de españoles que quieren reforzar la educación, la sanidad y la justicia pero también una mayoría que no quiere que la administración utilice el dinero de los impuestos en cosas no necesarias y de forma ineficiente.
    5. Los niños deben tener igualdad de oportunidades y se debe apoyar especialmente a los que no tienen una familia que les ayude.

    En mi opinión, si pactan estos 3 partidos tiene que ser democráticamente, es decir, en función de sus escaños: 85, 71, 32 (188 escaños. Entre dos: 94). Ninguno tendría mayoría absoluta dentro de la coalición. Y no olvidemos que en relación a los 350 diputados que eligió el Pueblo aun se diluye más la representatividad. No se puede pretender cambiar todas las reglas económicas con 71 de 350 escaños (20,3% de los escaños) ni con 85 (24,3%)
    Por esto, a mí me decepcionó tanto que en la anterior legislatura no haya entrado PODEMOS en el pacto PSOE-Cs modificándolo un poco hacia lo que piden sus votantes o, por lo menos, que se hubieran abstenido (tenían 69 de 350 escaños, sólo el 19,7%). Fue una gran oportunidad perdida.
    Un abrazo a todos los que queremos quitar a la mafia del poder y del control de los aparatos del Estado.

    Responder
  4. Perdiguero Esteban Manuela

    Hagamos todos los ciudadanos (como sociedad), posible un cambio político . El PP ha copado todos las instituciones del Estado (justicia, tribunales,medios de comunicación economía, etc.) Desde el parlamento ha conseguido un poder difícil de desmontar. El clientelismo en el PP se da en todos los ordenes y de todas las formas. Una sociedad poco informada, con poca cultura es fácil de manipular (en nuestra sociedad esta ocurriendo) Nos amedrentan porque la derecha de este país sabe que el miedo y el discurso paternalista, hueco,demagogo (somos una sociedad poco ilustrada), les funciona muy bien. lo hemos visto en todas sus soflamas (discursos). Si se fueran, la corrupción (y sus muñidores) saldrían a flote .Quedarse les permite tener los elementos humanos y resortes institucionales para relentizar cualquier proceso. Si se fueran , la policía política ( ministro Fernández) se vería en tribunales europeos. La iglesia tendría que revisar sus intromisiones. Y así hasta el infinito. Juntos, con dignidad social, con valentía, olvidando los protagonismos personales. Con pragmatismo, haciendo gran política, podríamos mandar al pp al mismo lugar que habita el olvido. Saber además dónde fueron los dineros. De paso aprenderíamos a respetarnos. Todos los tramposos ( derecha decimonónica) quedarían sin sobres en negro. Sin gregarismos. El miedo lo sentirían los que ahora nos intimidan El panfleto que ha leído (hoy) Rajoy ha sido una burla a los españoles, Un esperpento con el beneplácito de sus acolitos.

    Responder
  5. María Dolores Otero

    Me siento avergonzada, abochornada y timada.
    Basta de mentiras
    Consultar de vez en cuando el DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA es muy saludable. No se lo recomiendo a los políticos, porque si les quedara algo de "sensatez" no saldrían de sus casas.

    SENSATO, que tanto gusta a Rajoy : Prudente, cuerdo, de buen juicio

    ¡¡Basta Rajoy!! Vete a casa, lee y no vuelvas

    Responder
  6. Pilar M. Elices

    Señorías elegidas el 26 Junio 2016:
    Los españoles no queremos mayorías absolutas; queremos unos representantes capaces de dialogar, de negociar, de ceder y de renunciar al brillo personal o de su partido, en favor de lod intereses generales. Queremos politicos capaces de consensuar y de llegar a acuerdos. Y sobre todo, QUEREMOS UN GOBIERNO ¡¡¡YA!!!, que se ponga a trabajar y recupere el tiempo perdido en echarse culpas unos a otros. Todos habéis tenido oportunidad de ser generosos, y todos la habéis desperdiciado. Todos habéis podido hacer mucho mas.

    Responder
  7. Cristina Monzó Climent

    Yo también vote a favor del cambio y la regeneración política con una fe ciega y esperanzada en un futuro mejor pero mi gran decepción fue que los políticos protagonistas de ese cambio no estuviesen a la altura que les demandaba el país.

    Responder
  8. fuskallo

    ¡España como pais hace tiempo ke perdio la soberannia, es una marioneta en manos de la otan,, aki los politikos obedecen a los usa,y no al pueblo, entonces hay poco ke podamos hacer

    Responder
  9. Yiro San

    Es imprescindible para hacer los cambios que la Constitución española (ley electoral, corrupción, ...) necesita acometer para darnos una sociedad más justa y democrática. Deben sentarse y negociar los tres partidos por muy diferentes que sean sus puntos de partido. Están ahí sin mayoría ninguno de ellos para eso para ponerse de acuerdo y transformar nuestro país y mejorarlo. Es así de simple. ¡Que se haga oficial esta petición y que se consiga!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *